ISC

…a todo Futbol

¿El mejor entrenador del mundo?

Posted by dafazul en junio 24, 2008

Era el comentario generalizado y, a decir verdad, tiene mucho de razón luego que Rusia le ganara a la misma Holanda que había humillado a italianos y franceses en la Euro: “la clave fue Hiddink”.

Hagamos un pequeño recuento para poder situar al holandés en su justo sitio, concentrándonos en las potencias futbolísticas, que es donde realmente vale ganar.

Hablando de argentinos, Bianchi tiene muchas copas a nivel de clubes, pero nunca en Europa y jamás se ha atrevido con una selección; Pekerman ganó todo con juveniles, pero allén de Los Andes todavía discuten por qué no pudo a Messi en los cuartos del último Mundial antes de caer con Alemania en penales; y Bielsa parece el candidato más fuerte, capaz de hacer que incluso Chile esté tercero en Sudamérica gracias a sus obsesiones y férrea disciplina, pero al menos por ahora todavía le pesa mucho el fracaso en Japón/Corea 2002, cuando no fue capaz de transar en sus ideales y se fue para la casa tempranito.

En Alemania, Rudi Voller y Jurgen Klinsmann (los últimos entrenadores antes del ‘metrosexual’ Joachim Low) tienen demasiada poca experiencia como para entrar a la conversación, Berti Vogts nadie sabe donde está y Franz Beckenbauer está demasiado cómodo en la presidencia del Bayern Munich como para demostrar que sus exitosas ideas de los ’80 puedan tener validez en la actualidad.

En España no hay nadie realmente destacado, en Inglaterra los últimos entrenadores exitosos estuvieron hace varios años y en la misma Holanda, todos los títulos de Louis Van Gaal y Dick Advocaat se caen porque nunca pudieron tomarle el pulso al siempre complejo camarín de la selección.

Entonces… ah, falta Italia, que tiene tres ‘pesos pesados’ de verdad. Giovanni Trapattoni tenía bandeja casi perfecta hasta que tomó a la selección italiana (títulos con la Juve, el Milan, el Inter y el Bayern en Alemania). Marcelo Lippi sólo falló con su pequeño andar en el mismo Inter, pero se canso de ganar Scudettos con la ‘Vecchia Signora’ e incluso se dio la maá de darle a su país el cuarto título mundial antes de ir a un auto-exilio. Y Fabio Capello, campeón con el Milan y la Roma en Italia, y con el Real Madrid hace un año en España, pese a que nadie lo quería. Lo tildan de ‘ratón’ pero su estilo ‘práctico’ sí que es muy exitoso; el pero está en que ahora recién está al mando de una selección -Inglaterra- por lo que todavía debe demostrar sus kilates en ese sentido, sin tanto tiempo para preparar a un equipo.

Entonces, el único que queda con carta completa para competir con Hiddink podría ser… Luiz Felipe Scolari. Recientemente fichado por el Chelsea, una movida arriesgada para un entrenador brasileño, ‘Felipao’ tuvo en su país títulos locales con Gremio y Palmeiras, con quienes también ganó la Libertadores, el ’95 y ’99, respectivamente. Después tomó a una devaluada selección carioca y la puso en sintonía para ganar el Mundial 2002, sacándole todo el provecho posible a las ‘tres Rs’, cuando nadie creía que podían jugar juntas: Ronaldinho, Rivaldo y Ronaldo. Y lo último fue terminar de situar a Portugal dentro de las potencias actuales, con una semi de Mundial y una final de Eurocopa como resultados más destacados.

Y ahí llega Hiddink, quien ya tiene como veinte estatuas repartidas por toda Corea del Sur por llevarlos a una increíble semifinal en el Mundial donde hacían de locales y parece que va camino a lo mismo con Rusia.

Es cierto que los eslavos mucho han dependido de jugadorazos (desconocidos) como Arshavin, Pavlyuchenko y Zhirkov, pero no es menos cierto que talento en Rusia siempre ha habido, pero si habían desaparecido de los primeros planos en los últimos años era por falta de conducción. Con Hiddink dejaron fuera de la Euro a Inglaterra y le dieron un baile a Holanda en su propio estilo.

Pero eso no es todo. En Alemania 2006 no sólo llevó a Australia a su primer Mundial en 22 años, sino que la hizo pasar a octavos, donde sólo un penal más que discutible los dejó afuera ante Italia. Y también fue profeta en su tierra, llevando a Holanda a semis en Francia hace una década, cayendo en penales frente a Brasil.

Entonces dirán, “pero sólo con selecciones”. Error.  A fines de los ’80, hizo del PSV campeón europeo, con un equipo que sería la base en la que Gullit, Van Basten y Rijkaard se apoyarían en la selección. Y en España, pese a que estuvo poco tiempo, alcanzó a darle una Copa Intercontinetal al Real Madrid, en 1998.

Y para mantener bien amplias sus posibilidades, habla siete idiomas (holandés, inglés, español, japonés, coreano, alemán y francés), tiene un nivel básico en italiano y está aprendiendo ruso.

¿El mejor entrenador del mundo? Usted decide.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: